¿Por qué mis perros le temen a los fuegos pirotécnicos?

¿Por qué mis perros le temen a los fuegos pirotécnicos?

¿Por qué mis perros le temen a los fuegos pirotécnicos?

Ya se acercan estas fechas de fiestas mexicanas y decembrinas, época para celebrar y divertirnos con los amigas y la familia; sin embargo, nuestros perritos pueden lamentar un poco nuestras costumbres y tradiciones. Los fuegos pirotécnicos aún son parte de muchas celebraciones, y como consecuencia de ello muchas mascotas experimentan episodios severos de ansiedad, estrés, afecciones cardíacas, confusión y convulsiones, entre otros.

Pero ¿por qué mi mascota experimenta estos malestares? es la pregunta con la que muchos dueños llegan preocupados al veterinario.

Primero hay que entender que los perros tienen la capacidad de escuchar tres veces más allá del espectro audible humano; mientras nosotros escuchamos frecuencias entre 20 y 20000 hertz, los perros escuchan entre 67 a 50000 hertz, haciendo estos ruidos mucho más fuertes y molestos para ellos.

 

¿Qué puedo hacer para sobrellevar el miedo de mi perro y calmar los síntomas de ansiedad?

-Ejercitar a tu perro una hora antes de que los fuegos pirotécnicos comiencen, esto lo calmará y relajará.

-Resguarda a tu perro en una habitación donde esté acompañado.

 -Cierra puertas y ventanas para minimizar el ruido.


-Pon música relajante o incluso el televisor para amortiguar.

Si el temor a la pirotecnia es extremo y pone en riesgo su vida, consulta a tu veterinario para que pueda administrarle algún sedante natural o terapia alternativa (por ejemplo flores de Bach) para que se relaje y se sienta más cómodo.

 

¿Qué debo evitar en estas situaciones?

- Cargar, acariciar o premiar a tu perro ante este comportamiento, ya que esto refuerza su conducta y lo hace pensar que de verdad hay un peligro.

- Dejarlo solo en casa o en exteriores (patios o azoteas), pues podría huir, tener una conducta destructiva o lastimarse. 


 

Método Tellington TTouch

Es un método basado principalmente en vendajes y suaves movimientos no habituales que promueven una sensación de calma y bienestar en nuestra mascota, ya que la presión ejercida con el vendaje manda información sensorial de relajación al cerebro. Combinado con los ttouch (toques circulares específicos realizados con los dedos) en zonas concretas del cuerpo, se activa el sistema nervioso del perro, liberando hormonas que reducen el estrés y creando una sensación de bienestar, armonía y seguridad.

Código 2