¡Creo que mi perro tiene alergias!

¡Creo que mi perro tiene alergias!

¡Creo que mi perro tiene alergias!

Así como nosotros, nuestras mascotas también pueden padecer alergias y esto cada vez es más común, pero ¿por qué sucede?, ¿cuáles son los tipos de alergia en perros y sus síntomas?, ¿cómo puedo ayudarlo si esto sucede?

 

Como bien sabemos, la alergia es una respuesta exagerada del sistema inmune ante una sustancia (alérgeno), y los síntomas más comunes son:

 

-    Piel irritada o inflamada

  • Sarpullido
  • Comezón
  • Ojos inflamados o enrojecidos
  • Pústulas
  • Letargo
  • Estornudos
  • Pérdida de pelo en ciertas áreas

 

 

¿Cuáles son las principales alergias que pueden afectarlo?

 

-Atopia (dermatitis atópica):

Es una hipersensibilidad a diversos agentes ambientales como ácaros, polvo, polen, hierbas, moho y químicos de limpieza que se introducen en el cuerpo mediante inhalación o contacto con la piel.

Normalmente aparece entre el primer y tercer año de vida en el 75% de los perros, algunas razas con mayor predisposición son: bóxer, caniche, bull dog inglés, setter irlandés, pastor alemán, dálmata, terriers, shar pei, labrador y golden retriver.

Se manifiesta con prurito y enrojecimiento en hocico, patas, alrededor de los ojos, ingles, axilas, abdomen y orejas. Otros signos comunes son el estornudo invertido, lagrimeo e inflamación del canal auditivo (otitis).

 

-Dermatitis alérgica por pulgas (DAPP):

Alergia causada por hipersensibilidad a la saliva de pulga, ya que mediante la picadura, además de succionar sangre del perro, la pulga también introduce su saliva en el organismo desencadenando una reacción.

En este tipo de alergia la picazón afecta principalmente a la mitad posterior del cuerpo, (columna lumbar, grupa, cara interna del muslo y abdomen), así como alrededor de los ojos.

 

 

-Alergia alimentaria:

Provocada por una hipersensibilidad a algún componente en la comida como cereales, colorantes, conservadores, saborizantes, proteínas de origen animal y aditivos.

Los síntomas se caracterizan por prurito, erosiones y costras, seborrea, otitis, lamido de patas y rascado de cara, una minoría puede presentar además trastornos gastrointestinales. Esto se puede solucionar cambiando a un alimento hipoalergénico y libre de granos.

 

 

Es importante consultar a un veterinario que nos oriente con el diagnóstico y tratamiento adecuado para nuestro perro. Recuerda que lo más importante es nunca automedicarlo.

 

Por MVZ Tania Gabriela Vargas Angulo

Código 2